Ahorro, ¿premio o sacrificio?

Seguramente te has encontrado dinero en una chamarra o en un pantalón que no te ponías hace un tiempo, ¿recuerdas esa felicidad? Bien, ahora multiplícala por cien o por mil…

Ahorrar no es algo que suceda por accidente, es un hábito que debe ser constante ya que te permite hacerle frente a una emergencia o simplemente tener un futuro económico más tranquilo.

Aunque para muchos, cuando escuchan la palabra “ahorro” en automático creen que les están quitando dinero, no hay nada más equivocado. Guardar lo que te sobra al final del día o del mes, no debe ser considerado como tal.

Considera al ahorro como una herramienta primordial que debes estructurar para cumplir una meta, desde juntar para un pequeño regalo, hasta comprar un carro o hacer un viaje.

Ahorrar para lo que realmente importa

Es importante definir los propósitos para empezar a ahorrar, considera tres principales motivos para hacerlo:

  • Cumplir metas.
  • Enfrentar emergencias.
  • Disfrutar el retiro.

Planear todas tus metas es fundamental, puesto que ahorrar se facilita cuando sabes para que lo estás haciendo. Determinar el monto y plan de ahorro cambiará dependiendo de tu meta: invertir, vacacionar con la familia, dar el enganche para un auto, liquidar deudas o para la vejez, etc.

Si ya fijaste tus metas, destina de forma constante un porcentaje fijo de tus ingresos; sé realista con tus planes, siempre procurando que tus expectativas sean alcanzables en tiempo y forma. Cuando tus metas se fijan fuera de tu realidad financiera puedes perder motivación porque se vuelven imposibles.

Del ahorro a la inversión… sólo hay un paso

Uno de los principales motivos por los que la gente decide ahorrar, es para invertir. Si piensas poner dinero a trabajar, considera que necesitas haber ahorrado exclusivamente para eso, evita invertir dinero que necesitas para completar tus gastos o peor aún, endeudarte.

Una vez realizado tu ahorro, es hora de buscar la mejor opción para invertir ese dinero, encontrar la opción que más se adecue a nuestras necesidades no es muy difícil, así que ¿cómo podemos elegir la opción más segura?

¡Considera invertir en bienes raíces! Anteriormente entrar al sector inmobiliario era extremadamente difícil, las barreras de entrada eran altas y se requería tener conocimiento del sector para hacer la mejor inversión.

Si no lo sabías, hoy es más fácil invertir en bienes raíces. Gracias al crowdfunding no necesitas ahorrar millones de pesos, puedes disfrutar los mismos rendimientos que tienen los grandes inversionistas inmobiliarios con tan sólo invertir $5,000 pesos.

Invertir en bienes raíces bajo el modelo de crowdfunding se vuelve cada vez más sencillo. También conocido como fondeo colectivo, una una nueva forma de invertir y crecer tu dinero mediante inversiones en proyectos que tú eliges.

El crowdfunding inmobiliario es la manera en la que puedes apoyar a desarrollos de bienes raíces que necesitan financiamiento para concluir la obra o necesitan una remodelación. En pocas palabras, tu aportación (ahorro), en el financiamiento de un proyecto así, junto con la participación de más personas hace posible el levantamiento de un edificio, una casa, un hotel, prácticamente ¡el desarrollo que sea!

Imagínate. Poder ser parte de la edificación de un inmueble y recibir excelentes rendimientos por haber contribuido con un proyecto así. Es una oportunidad difícil de dejar pasar porque además de estar ayudando a la economía del país, estás ayudando a tu propia economía.

El camino del ahorro a la inversión no es tan largo como parece y la diferencia entre quienes logran sus metas y los que se quedan a mitad del camino es la disciplina, no es el nivel de ingreso. Para muchos la palabra “ahorrar” es algo que no tiene sentido, pues generalmente surgen excusas, pero el beneficio es grande y quizá no lo veas en el momento, pero sí después.

ebook_Todo lo que necesitas saber sobre el crowdfunding inmobiliario