La importancia de la diversificación

Sin duda alguna, una de las maneras más eficaces de construir un portafolio de inversión más seguro y con mayor potencial es diversificarlo.  Un portafolio se refiere a la combinación de las inversiones en las que has puesto tu dinero, que pueden incluir cuentas bancarias, bonos, acciones, CETES, o cualquier instrumento que se espera que conserve su valor.

¿Qué es diversificación?

En pocas palabras, la diversificación es el proceso de invertir en diferentes tipos de activos de valor con diferentes características y distintos perfiles de riesgo; de esta forma se minimiza significativamente el impacto que se vería en la pérdida de un solo activo y se mantiene la rentabilidad. Seguro has escuchado cuando dicen que no debes poner los huevos en sólo una canasta, bueno pues es una buena referencia para explicarlo.

La diversificación inteligente implica incorporar en nuestro portafolio, instrumentos que se comportan de manera muy distinta, así podemos cumplir nuestras metas financieras en los distintos tiempos en que están planeadas.

Beneficios de diversificar una cartera:

  • Diversificar ayuda a mantener un balance si otra inversión falla.
  • Protege el dinero contra los cambios en la economía.
  • Al cubrir diferentes grados de liquidez, se evitan pérdidas potenciales por la venta anticipada de instrumentos.
  • Maximiza el rendimiento de los portafolios.

Cabe mencionar que los beneficios de diversificar son más evidentes en condiciones normales del mercado, ya que en condiciones de excesiva volatilidad, la mayoría de los activos tienden a moverse en la misma dirección. Sin embargo, no por ello la diversificación pierde relevancia.

Una estrategia de diversificación se debe de aterrizar con un experto en inversiones, aunque si se trata de cuestiones sencillas es posible diversificar nosotros mismos como: destinar un porcentaje mayor a activos más estables como CETES, bienes raíces, oro, etc.

Recuerda que diversificar nuestras inversiones debe ser un proceso que tenga sentido, debe ser adecuado a nuestro perfil de riesgo y recuerda que al diversificar se busca reducir y NO incrementar el riesgo que queremos asumir.

Inversiones mínimas para una mayor diversificación

Invertir en el sector inmobiliario puede representar una excelente alternativa si se busca diversificar de manera inteligente, son activos de bajo riesgo, con un alto grado de seguridad y muy buena rentabilidad.

En pocas palabras, son activos con un gran equilibrio entre riesgo y rendimiento. Los bienes raíces se caracterizan por ser un activo que rara vez se deprecia y que normalmente sube su valor (obtiene plusvalía).

Aunque está claro que es un mercado atractivo, invertir en bienes raíces puede presentar barreras para pequeños y medianos inversores, ya que se necesita: contar con buenos conocimientos del mercado, conocer al desarrollador inmobiliario y su experiencia, se requiere destinar tiempo en trámites y procesos, así como fuertes sumas de capital, lo que parecería imposible la diversificación y muy difícil la entrada a este sector de inversión.

Sin embargo, actualmente las plataformas de crowdfunding inmobiliario rompen con las barreras de entrada antes mencionadas y ofrecen proyectos de gran calidad para invertir. Estos proyectos son seleccionados y filtrados con altos estándares para mitigar los riesgos.  

Gracias al fondeo colectivo se puede invertir en bienes raíces desde $5,000 pesos y de esta manera, los inversionistas pequeños y medianos pueden considerar por completo esta nueva alternativa para poder comenzar a diversificar su portafolio de inversión en distintos proyectos inmobiliarios.

ebook_Todo lo que necesitas saber sobre el crowdfunding inmobiliario

Total
72
Compartido