Co-living: ¿Necesidad o nuevo estilo de vida mundial?

Es bien sabido que las poblaciones tienden a concentrarse en lugares donde puedan alcanzar un mejor estilo de vida, un lugar donde tengan todo, o casi todo a su alcance.

Y para lograr una forma de vida así, las ciudades pueden ser el lugar idóneo para muchos: buenas oportunidades de trabajo, distancias cortas, diversas opciones de transporte, buenas escuelas, servicios públicos de calidad, mucho entretenimiento y otros tantos motivos, suelen ser la causa por la que la gente demanda vivir en una zona urbana.

Pero también está la otra cara de la moneda, en las ciudades que tienen un problema de sobrepoblación es más complicado llevar un control sobre tanta gente, lo que conlleva a la inseguridad, contaminación, tráfico, pocas ofertas accesibles de vivienda, pero lejos de señalar culpables por estas situaciones, deben existir alternativas que contrarresten algunas de estas condiciones.

Para un problema, una gran solución

Un claro ejemplo son los co-livings, que ayudan en gran medida a las personas que buscan un lugar accesible para vivir en las ciudades de gran tamaño.

Los co-livings son complejos en los que cada huésped posee su propia habitación y comparte el resto de espacios con más personas: cocina, sala de estar, área de trabajo, terraza, biblioteca, piscina, gimnasio y mucho más.

Además, a diferencia del actual formato de “roomies” con quienes se comparten gastos y se llega a un acuerdo, el co-living es entre desconocidos que comparten toda una filosofía de vida. Una de las tantas ventajas que ofrece un co-living es que no implica obligación alguna con los habitantes, pues estos se incorporan de manera voluntaria sin que su salida implique un descontrol para el resto de los habitantes.

Los beneficios en este tipo de proyectos en las ciudades, incluyen mayor espacio y comodidades para las personas, a la vez que encuentran una forma más sostenible de vivir en términos de energía y recursos. Como Skypark en Hong Kong, que cuentan con energía renovable con turbinas de viento y paneles solares utilizados para alimentar la red de energía del edificio.

Estos desarrollos también han creado áreas de oportunidad en bienes raíces, con conceptos de alto impacto comunitario y visión global, y de esta manera se renuevan áreas clave en las ciudades.

¿Dónde surge la idea de co-living?

El concepto está vinculado 100% con el de co-working que significa compartir un espacio de trabajo (por lo regular entre emprendedores y trabajadores ‘freelance’), con los que quizá no hay ninguna relación profesional y está totalmente ligado con el actual modo de vida en el que la generación millennial se desenvuelve.

Aunado a lo anterior, en Silicon Valley surgió un caso recurrente. Muchos jóvenes emprendedores, la mayoría egresados de la universidad se toparon con el problema de escasez de vivienda, lo que también provocaba precios exageradamente elevados y surgió la idea de ofrecer no sólo un espacio de trabajo, sino un lugar en el que los profesionales pudieran vivir y hacer sinergias. Fue así como Silicon Valley se ha ganado ya el sobrenombre de “la cuna del co-living”.

De esta forma, el co-living se fue extendiendo a otros lugares de Estados Unidos, y posteriormente a nivel global. Pero el co-living va más allá de esta idea, pues pretende ser, sobre todo, un estilo de vida en el que el intercambio de ideas, experiencias y la sostenibilidad sean los pilares fundamentales.

A nivel internacional existen proyectos de vanguardia que incluso pueden ofrecer distintos niveles dentro del mismo mercado de co-livings como el Luxury Co-Living.

Un público que busca un entorno exclusivo, aunque sin perder ciertos elementos como áreas extensas, el diseño de alta gama y el tipo de lujo que se puede encontrar en un lugar de cinco estrellas. ¿El resultado? La combinación de un edificio residencial, un hotel boutique, una estadía prolongada y un club de membresía exclusivo.

Pero las opciones son infinitas y todo depende de lo que busca la persona y lo que puede pagar por tener todas estas amenidades.

Co-living en el mundo

Algunos ejemplos de co-livings más sobresalientes son:

  • Lyf de Grupo Ascott en China
  • The Collective en Londres
  • Novo en New York, Los Ángeles y Berlín
  • Mojo Nomad y Skypark en Hong Kong
  • WeLive de WeWork en Nueva York
  • Opendoor en Oakland, California

Mientras que a nivel nacional nos encontramos con Eazy Living en Tijuana, Baja California. Y algunos modelos muy cercanos al co-living como Nomad Living con ubicaciones en la Ciudad de México/Monterrey o Vyve en Santa Fe.

Sin duda, la tendencia de co-working y co-living va en aumento, pues no sólo las necesidades de los millennials para convivir y trabajar en equipo así lo están apuntando, sino la idea de hacer más con menos.

ebook_Todo lo que necesitas saber sobre el crowdfunding inmobiliario

Total
45
Compartido