El futuro y la cultura financiera de millennials. ¿Estarán preparados para su retiro o jubilación?

Está comprobado que los millennials se distinguen por ser excepcionales en muchos sentidos. Encuestas realizadas han revelado que por lo general son capaces de hacer varias cosas a la vez, son flexibles, piensan “fuera de la caja”, tiene un espíritu emprendedor, tienen iniciativa, son socialmente conscientes, trabajan muy bien en equipo, les encantan los retos, entre otras cosas.

Sin embargo y ya que todo tiene sus pros y sus contras, estudios recientes de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC)  indican que existe un factor que también caracteriza a una gran parte de la generación millennial: la falta de cultura financiera.

La generación millennial – aquellos nacidos entre 1980 y 2000 – es la más grande que ha existido a la fecha, incluso supera el tamaño de la de los Baby Boomers, una de las generaciones más importantes e influyentes de nuestros tiempos (Dato: los Baby Boomers nacieron entre 1943 y 1960).

Además, los millennials son los únicos que vivieron la transición del mundo análogo al digital de una forma muy natural, por lo que para la mayoría de ellos, la “normalidad” es vivir a un ritmo acelerado y conectado a un dispositivo móvil, recibiendo información de todos los formatos, de todos lados y a todas horas.

La tecnología no conoce barreras de tiempos o espacios y por esta razón es posible que no “exista” tanto tiempo libre para sentarse a pensar y preocuparse por el futuro. Pues el millennial vive el ahora (#YOLO) y buscan incesantemente la respuestas inmediatas y a corto plazo.

La razón principal por  la cual los jóvenes millennial son considerados ajenos a la cultura financiera

Existen muchos estudios e informes en todo el mundo que hablan sobre cómo viven los millennials hoy en día sus finanzas y algunos datos indican que esta generación no está preparada para una emergencia financiera.

Incluso diversos informes coinciden en que es alarmante, pues los jóvenes ven el retiro o jubilación como algo de lo que deben ocuparse hasta un futuro muy lejano, como lo menciona el informe The Struggle with Personal Finance del Centro Global de Excelencia en Alfabetización Financiera de la Universidad George Washington que elaboró con el apoyo de PwC:

“Los millennials están al comienzo de su vida laboral, sin embargo, ya están sacando provecho de sus cuentas para el retiro.

  • 17% con una cuenta tomó un préstamo en los últimos 12 meses
  • 14% tomó un retiro por dificultades económicas en los últimos 12 meses

Aunado a esto, un porcentaje muy bajo (36%) es el que cuenta con una cuenta para el retiro. Esta tendencia es especialmente preocupante porque puede comprometer la seguridad financiera futura de los Millennials.”

Cómo es la educación financiera de los millennials en México

A pesar de los programas que existen para fomentar la educación financiera, en México, sólo una mínima parte de la población millenial tiene conocimientos básicos en la materia, y si bien existe interés, los jóvenes no están tomando acciones concretas.

Lectura recomendada: 3 razones por las que todo millennial debería invertir en fondeo colectivo inmobiliario

 

La Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), aconseja a los jóvenes a abrir una cuenta de Afore a la que se le realicen aportaciones voluntarias. Esta Institución aconseja también, establecer una cantidad fija de ahorro cada mes que por ninguna razón se pueda tocar, para así estar preparado ante una eventualidad.

¿Generación AFORE?

Según los datos de la encuesta nacional ¿Qué piensan los millennials mexicanos del ahorro para el retiro? de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR):

“La Generación AFORE, que hoy suma el 53% de las cuentas totales administradas por la AFORE, son los ahorradores que empezaron a cotizar a partir de 1 de julio de 1997 y por lo tanto se pensionarán con los recursos que hayan acumulado en su cuenta AFORE durante toda su vida laboral. De la Generación AFORE, 20.5 millones son millennials (igual o menor a 33 años), lo que representa 36% del total de cuentas en el Sistema de Ahorro para el Retiro.”

Las conclusiones de la encuesta elaborada por CONSAR resultaron interesantes en comparación a lo que sucede en otros países, ya que se observó que los millennials mexicanos tiene cierta mejoría en materia de educación financiera vs. las generaciones anteriores, ya que la mitad de los encuestados mostró brechas relevantes de conocimiento sobre conceptos básicos de tasas de interés, inversión y aversión al riesgo.

Otros puntos más interesantes de la encuesta son:

  • Un alto porcentaje de millennials no se ve trabajando en una empresa sino emprendiendo un negocio, lo que se traduce en bajas densidades de cotización. Por ello se debe promover la inclusión como trabajadores independientes al Sistema de Ahorro para el Retiro.
  • Si bien existe interés por parte de los millennials para jubilarse, su previsión del futuro no se ve reflejada en acciones concretas y se queda en el discurso.
  • Los millennials consideran que se debe iniciar el ahorro antes de los 30 años para tener una buena pensión, aunque el ahorro a largo plazo no es parte de sus prioridades.
  • Los jóvenes millennials, declararon que la edad para pensionarse debe ser entre 60 – 64 años de edad. Esto permite ver que subestiman la esperanza de vida y por lo tanto tendrán que aceptar un retiro más tardío o ahorrar mucho más.

Por lo tanto…

Como una generación con una nueva responsabilidad financiera, es sumamente importante que los millennials busquen diferentes alternativas de ahorro o herramientas de inversión que los puedan encaminar a una jubilación tranquila.

Y como empresas, es importante dirigir a esta generación hacia la seguridad financiera que tanto anhelan y ofrecer oportunidades a largo plazo que puedan beneficiar a estos jóvenes, ya que el mercado aún es muy amplio.